Sólo el 13% de los docentes cobra asignaciones familiares

El dato surge de un informe elaborado por sindicatos del sector, que apuntan contra el Gobierno por no actualizar los montos.

Las asignaciones familiares que paga el Estado bonaerense cada vez alcanzan a menos docentes: mientras que en 2009 el 24 por ciento de los maestros cobraba el beneficio por matrimonio, por maternidad o por inicio del año escolar, desde marzo de este año el porcentaje ha caído al 13,63 de los trabadores de ese sector.

El dato se desprende de un informe elaborado por la Federación de Educadores Bonaerenses que pone el eje en la falta de actualización por parte del gobierno provincial de los valores salariales para percibir el beneficio por matrimonio, nacimiento de los hijos e inicio del ciclo lectivo.

Según explica el documento difundido por el gremio, desde marzo de 2011, sólo el 13,62% de los trabajadores de la educación de la Provincia reciben el adicional por hijo. Esto quiere decir que apenas 33.861 maestros y profesores están cobrando asignaciones familiares sobre un total de 248.671 hombres y mujeres que están a cargo de la educación de los chicos en el sistema público de la provincia de Buenos Aires.

"Esta situación determina que actualmente haya hijos de docentes de primera y niños postergados porque el gobierno de la provincia no actualiza los montos a partir de los cuales los trabajadores dejan de percibir ese beneficio", explicó Mirta Petrocini, presidente de la FEB.

VIEJO RECLAMO

La entidad gremial ha planteado en reiteradas oportunidades al gobierno provincial la necesidad de modificar esta situación. "Cada vez que en las paritarias se obtienen mejoras salariales, más docentes quedan sin la percepción de las asignaciones familiares que constituyen un importante beneficio social", explicó Petrocini.

Las asignaciones familiares las perciben todos los trabajadores que cobran hasta 4.800 pesos. Se paga 600 pesos por nacimiento; 900 por matrimonio; y por cada hijo 220 (los que cobran hasta 2.600 pesos); 166 pesos (los que tienen sueldo hasta 3.600) y 111 pesos para los que cobran hasta 4.800 pesos. Además, todos los años se paga una ayuda escolar por cada hijo de 170 pesos, al inicio del ciclo escolar.

De acuerdo con el estudio realizado por la FEB, en abril de 2009 eran 57.190 los maestros y profesores que lo percibían (representaba el 24% del total). En marzo de 2010, después del aumento otorgado entonces por el Gobierno lo percibían 50.794 educadores (21,075 del total) y en noviembre de 2010 eran 33.861 los que recibían alguno de esos beneficios (17,81%).

"Mientras las autoridades nacionales impulsan el criterio de universalización de ese beneficio, en la Provincia cada vez son menos los que lo cobran. De esta manera, quedan miles de niños sin esa protección que representa un ingreso importante para los trabajadores de la educación", aseguró la presidente de la FEB.

"Si las autoridades bonaerenses no revisan este criterio en algún momento los docentes quedarán directamente excluidos del beneficio. Por eso exigimos al gobierno que elimine los topes en este régimen para evitar estas distorsiones", reclamó la dirigente gremial docente.

"La FEB considera que las asignaciones deben ser universales y percibidos sin ningún tipo de diferencias en los ingresos, categorías ni actividades. Lo contrario es discriminatorio", concluyó Petrocini.

Fuente:www.eldia.com.ar

0 comentarios: